LE REGARD LIBRE

” La atronadora catarata le embargaba como una pasión: la roca alta, y la montaña, el bosque tenebroso y profundo, y sus formas y colores, eran para él un anhelo, un sentimiento, un amor que no necesitaba de otro encanto más remoto debido al pensamiento, ni de otro interés que no fuese la mirada. “

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s